martes, 2 de febrero de 2010

Hegel, cuántos días y cuántas noches se habrá pasado escribiendo sobre la historia de la Filosofía llegando afirmarla en Grecia, negándola en la India. Y años después su trabajo, su sudor, sus libros, sus prejuicios, todo al diablo. Nociones erróneas le hicieron tomar certezas erróneas.

Noviembre 2009
AZAÑA ORTEGA

2 comentarios:

César Antonio dijo...

Pobre Hegel. Chancar tanto para que al final estuviese equivocado.

Supo antes de su muerte de su error?

SIN CALZÓN dijo...

Nada. Los prejuicios le cerraron todo nuevo conocimiento. Pero su error (que no fue del todo) sirvió y sirve para futuros presentes. Errores pasados son aciertos hoy. No siempre, pero de algo sirve.

AZAÑA ORTEGA