martes, 5 de mayo de 2009


-cuando las sílabas ya no acoplan siquiera una palabra, 
solo queda subyugarse al insulto de una hoja vacía-

moisés AZAÑA

18 comentarios:

Gabriela Parra dijo...

si usted, mi estimado, se ha quedado sin palabras, que nos quedará a nosotros los simples mortales?

No decistas, confia en ti.

=)

Gabriela Luisa Javier Caballero dijo...

Mi felicidad soy yo, creo. Me acuesto conmigo, me río conmigo: de mí. Y si viene alguien a acompañarme, pues que venga.

Mientras, así disfruto muchas cosas (pequeños momentos incluidos).

Y también el cansancio verbal, pues.

CÉSAR ANTONIO dijo...

Así es. Es un insulto. Pero también es un vómito del verbo que no logra escapar de la garganta escribiente, y que vuelve, ácidamente, a posarse en el corazón.

PD: No seas flojo. Escribe. Ni que estudiaras Filosofía para que no tengas tiempo.

Sonia. dijo...

no me hagas eso... yo acabo de llegar!!..

vamos!... encuentra inspiracion!

=0D


Saludos!

Kaulu dijo...

Creo que la inspiracion a veces no esta y otras veces tampoco puede ser buscada, pero esta alli, y son los menesteres de la vida los que nublan la vision.

PD: cierto, si estudiase filosofia es probable que pase mas tiempo pensando u hablando que escribiendo

Henry dijo...

Cuando estes sin inspiracion
y te falte la imaginacion
llama a henry
para empeorar la situacion.

:)

SIN CALZÓN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIN CALZÓN dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIN CALZÓN dijo...

(Reaparición)
A:
Gabriela: En realidad la falta de palabra no es el problema, es la falta de tiempo y ciertas decisiones —que se van apagando— las que me alejaron del Sin Calzón, de Internet y de todo ese mundo que vive en la pantalla.

Luisa: Creencias y más creencias. Tratas de engañarte que contigo misma vives bien cuando en realidad no. Me podrás mentir a mí, mas no a ti misma.

César: Puede que también la ociosidad y el desgano y problemas existenciales que cuestiono casi a diario últimamente, hayan influido en este silencio.

Sonia: Gracias por el ánimo. Pero ¿hablas de inspiración? Sobre esto escribí en un mensaje privado, quizá me anime a publicarlo. Pero si solo escribiese cuando estoy inspirado, serían pocos los renglones escritos.

Kaulu: Peculiar nombre. Es tu nombre en sí o un sobrenombre que te gustó. / «Creo que la inspiración no está, pero está allí», parece que dices una contradicción, pero entiendo lo que quisiste decir, o al menos eso creo. La inspiración, palabra remontada a los años de Homero, pues sin la inspiración concedida por las Musas, al igual que Hesíodo, no podía escribir. Dado de este modo, diría que hay días que esas Musas huyen, pero otros en los que se acuestan en la misma hoja y en el mismo cordel donde se orean mis pensamientos, entonces escribo con mayor soltura. Pero, que no estén siempre, no indica que haya sequía.

Henry: No, tío, prefiero quedarme sin siquiera la existencia de una letra que llamarte en busca de la nominada inspiración. Pero si alguna llamada te cae de mí, presumo que será para el sencillo placer de, como se dice cotidianamente, huevear.

AZAÑA ORTEGA

FadE dijo...

Cómo que se van apagando? a qué referirse con eso?

Yo estar reinventada...rediseñada, redestruida y erguidamente sin palabras.

A falta de mejor explicacion, tengo nuevo link.

Saludos y espero saber pronto de usted a traves de un escrito de costumbre.

Dele tiempo al tiempo, al igual que yo.Y no se pierda =)

Sonia. dijo...

Cuando se escribe en privado es a veces cuando uno se desahoga con mas sensatez, no se si eso sea inspiracional a algo pero ayuda mucho al alma... es solo que me gustaria encontrar mas cosas de ti.
Cuando te sientas preparado para ello, ten por seguro que andare por aqui para leerte.

un abrazo fuerte!

Anónimo dijo...

Extraño más de usted, señor.
No olvide amarrarse los zapatos.

Anónimo dijo...

.
.
.
Enjoy the Silence
.
.
.
MelO

i dijo...

Una lástima.

Anónimo dijo...

yuju... yuju...
eeeyyyyyyyyyy!!!!!
escriibeeee!!!!
te lo ordeenooo!!!!!!!
:P

Ate. la Niña Mala

SIN CALZÓN dijo...

A
Fade: Cómo darle tiempo al tiempo cuando no dispongo de él. / Me refería a decisiones que se iban marchitando, iban dejando de ser. Mis estados heterogéneos que no descansan y hacen de mi vida algo similar al intestino grueso: recepción de mierda.

Sonia: Intento regresar. Gracias por las palabras.

Anónimo: Sería genial que escribas aunque sea un seudónimo. Pero sospecho quién eres. / Tú deja de desamarrármelos.

Melo: Yo no sé nada de ti. Más bien tú escríbeme que hace mucho que no gozo de tus palabras.

I: Esta «i» casi casi pasa inadvertida. No sé qué responderte. Quizá que sí me gusta y embelesa a veces creer que eres mi madre.

La Niña Mala: Su petición siempre ha sido cumplida solo que no he publicado nada de lo escrito.

AZAÑA ORTEGA

Anónimo dijo...

Ayer miercoles 30 de setiembre te volvi a ver por tercera vez, hoy puse tu apellido y nombre en google y encontre tu blog, me dijeron q tenias uno, pero esa persona no me lo quizo dar, un amigo tuyo - y pasado mio- de filosofia. Conocerte seria un placer o no lo se, y no se porque. Al menos se q te vere mas seguido el proximo año, porque ingrese a la casita de letras. Y si, si soy una cobarde por no dejar mi nombre y a la vez soy libre porque no lo deje.

SIN CALZÓN dijo...

¿Más misterio en mi vida?

No sé cuán placentero podría resultar conocerme, creo que nada. De otro lado, por lo general uno es más valiente a la distancia, cuando el presente no es más que una imitación de lo que nunca ha sido.

PD: Cada uno es libre de hacer lo que mejor le parece, continúe escribiendo su mundo. Y no olvide que hasta el mejor lapicero se gasta; la sensatez está en aprender a utilizarlo. Hagamos de nuestra vida justamente eso: una vida.

Abrazos.

AZAÑA ORTEGA