jueves, 23 de abril de 2015

LAS PASTILLAS DE MAMÁ



Mamá toma unas veinte pastillas diarias. Mamá ya no quiere ni un sola más durante toda su vida. Mamá está harta de las pastillas y de la vida en la clínica. Mamá está harta de su vida. Mamá debe de tomar sus pastillas a la hora. Mamá las toma aunque no siempre estrictamente a la hora. Mamá reniega porque nunca en su vida ha tomado tantas. Mamá piensa que las pastillas en lugar de mejorarla la están matando. Mamá se queja de ardor en la boca. Mamá cree que ese ardor en la boca le proviene de tomar la cantidad de medicina de todos los colores. 

Mamá en este momento duerme, se le ve muy linda y tierna. Su compañera temporal de cuarto  de esta clínica para adultos mayores duerme también. Aprovecho para escribir y leer, son muy pocos los momentos que puedo hacerlo. Mamá últimamente mira los veintiúnicos videos que le he traído y es lo único que toma bien.

Mamá en este momento duerme y yo desde mi silla la contemplo como ese cuadro que me acompañará antes y después de mi muerte.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

Paciencia....
Nesp

Moisés AZAÑA Ortega dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moisés AZAÑA Ortega dijo...

Gracias, Nesp, por estar y por darme fuerzas. Gracias.

Moisés Azaña

P. D.: La pregunta que me hago es quién es Nesp. ¿Ese es su nombre o son iniciales?

Anónimo dijo...

Son mis iniciales. Ya sabes quién soy? :p
Nesp