sábado, 11 de abril de 2009

Existen mujeres en las que no son necesarias las palabras ni el maquillaje ni la higiene. Su fisonomía queda reciclada al segundo o tercer plano de la geometría estética; incluso los años que pueden acuchillarle arrugas son una nimiedad ante la estructura total de su existencia. Basta que suelten un gesto, alguna mueca risueña, común o genuina, para caer despanzurrados en la glorieta del amor.

Moisés Azaña Ortega

8 comentarios:

Grunge dijo...

¿Y dónde están?

jaja.

Anónimo dijo...

¿Me ama Ud.?

:)

Caperucita Roja.

Nocturna dijo...

Bueno, te suprimo los diminutivos. Y (jaja) no puedo creer que estes en esa situación.

Gabriela Parra dijo...

Uhm el enamorado ser otro. Le presto mi titulo, señorito enamorado =). Ve que ni tan mal?

SIN CALZÓN dijo...

A
Grunge: (jaja). Que no las conozcas ni las hayas visto no asegura que no existan.

Caperucita Roja: No puedo amar a quien no sé quién es.

Nocturna: Sí, por favor, no más diminutivos. Esos alomorfos no me gustan para nada. / En qué situación crees que estoy. Explícate, señorita de cumpleaños atrasado.

Gabriela: ¿Señorito enamorado? No, mejor te suena a ti, acéptalo. Aunque sé (me has dicho una y otra vez hasta el cansancio) que no estás enamorada. Cuando vaya a Venezuela podrás enamorarte.

Moisés Azaña Ortega

Gabriela Parra dijo...

Mejor me suena? nah, al hombre le asienta mejor el enamoramiento que a las mujeres, a las ultimas es mas comun...y por lo tanto...despreciable! asi que...señorito enamorado usted!.

Y cuando venga a Venezuela...ohh.

SIN CALZÓN dijo...

Esas deducciones son acomodaticias. En fin, tú o yo, con o sin sobrenombre, aparentemente no estamos encerrados en esa esfera.
PD: Espero conocer Maracaibo.

Moisés Azaña Ortega

kunda dijo...

enamorado no creo ¡¡ estariamos hablando de una perfeccion, pero tanto como caer en el amor seria malcriado ante la sociedad(en lo personal) ..

saludos y veo que creces mucho =)

vamos amigo ¡¡¡